Visitar Dodow

OTRA VISIÓN DE LA SALUD por Dodow

Inspirados por el yoga, la hipnosis y la meditación, el desarrollo de Dodow nos ha llevado a estudiar los métodos alternativos que existen para solucionar los problemas de salud, donde la cuestión del sueño no es más que una primera etapa.

Hoy queremos compartir contigo nuestras investigaciones y hacer que descubras consejos de salud y bienestar fáciles de poner en práctica.

Cultiva la indiferencia

Si te cuesta mucho quedarte dormido, probablemente sea porque te haces demasiadas preguntas que alimentan un diálogo interno, sobre tu vida, tus relaciones, tu trabajo y hasta tu sueño.

Esto se traduce a nivel fisiológico en la secreción de neurotransmisores que estimulan el centro de vigilia y te impiden conciliar el sueño.

¿Cómo hacerlo?

La primera estrategia consiste en eliminar cualquier actividad estimulante. Antes de irte a la cama, evita pensar en problemas que podrían disgustarte: sentimentales, económicos, etc. No se trata de que no pienses en ellos, porque los pensamientos van a aparecer por su cuenta y eso no puedes controlarlo, pero sí puedes optar por no reforzarlos, por dejar de darles vueltas y más vueltas. La segunda estrategia consiste en hacer un pequeño ejercicio mental de unos 10 minutos de duración (antes de acostarte y utilizar Dodow):

• Crea la intención de desinteresarte de todo: la intención es muy importante porque nuestro cerebro sólo obedece las órdenes que le damos si el objetivo está claramente formulado. Para reforzar esta intención, puedes imaginar una personificación de la indiferencia: alguien que conozcas o un personaje imaginario (como el Nota de El Gran Lebowski).

• Presta atención a tus pensamientos (por lo general, son como una vocecita que oímos mentalmente).

• Cada vez que surja un pensamiento, dale un tiempo y obsérvalo (estando presente, es decir, siendo consciente de que estás pensando... ¿nos sigues?). Luego dite a ti mismo "No me importa" o "No me interesa", o cualquier otra expresión equivalente que te venga bien. Simula un desinterés real hacia tus pensamientos y su contenido.

Ejemplo: piensas "Hoy no me voy a dormir, mañana voy a estar hecho polvo". Di "¡No me interesa!". Entonces, sé consciente de ese intento de simular que no te interesa ni el desinterés. ¿Lo pillas?

• Repitiendo una y otra vez el proceso, dejarás poco a poco de sentir interés por tus pensamientos y acabarás por darte cuenta de que, después de todo, no son tan apasionantes.

Plataforma del sueño

Contenido exclusivo para usuarios de Dodow

Acceder